Los NFTS, Tokens No Fungibles o Non Fungible Tokens, son activos digitales que se almacenan y manejan dentro de una blockchain.
¿Qué diferencia hay? Un elemento fungible es cualquier cosa que se pueda intercambiar por otra igual, por ejemplo un bitcoin, 20 euros, etc…
A diferencia de ello, lo no fungible es algo que es diferente, y que, si no lo intercambio con alguien, no voy a encontrar algo exactamente igual.

Para entenderlo mejor, un NFT sería como una obra de arte única, por ejemplo, El David de Miguel Ángel, solo hay uno y está en la Galería de la Academia de Florencia; si alguien quisiese tener ese David en concreto, debería comprarlo (si estuviese a la venta) o hacerse con una copia, en cuyo caso, ya no estaríamos hablando del original, que es lo que dota de valor a la escultura.

Por eso mismo, los NFT suelen estar adjuntos a algunas obras o ilustraciones digitales. Su precio, es realmente el que la gente le quiera dar.

¿Cómo funcionan los NFT?

Los NFT funcionan a través de la tecnología blockchain o de cadena de bloques. Es la misma tecnología de las criptomonedas, que funcionan mediante una red de ordenadores descentralizada, con bloques o nodos enlazados y asegurados usando criptografía. Cada bloque enlaza a un bloque previo, así como una fecha y datos de transacciones, y por diseño son resistentes a la modificación de datos.

A los NFT, se les asigna una especie de certificado digital de autenticidad, una serie de metadatos que no se van a poder modificar. En estos metadatos se garantiza su autenticidad, se registra el valor de partida y todas las adquisiciones o transacciones que se hayan hecho, y también a su autor.

¿Qué características tienen los NFTS?

Extrañamente únicos: estos activos tienen muchas similitudes con las obras de arte. De las cuales es posible que haya copias, pero sólo su dueño puede verificar si es el propietario único y real de la obra original.

Son Indivisibles: a diferencia de las criptomonedas, los NFT no se pueden dividir en partes más pequeñas, y tienen un valor completo como entidad o token completo.

Son Indestructibles: los datos de un NFT se almacenan en la blockchain a través de un contrato inteligente (Smart Contract), lo que hace que no se puedan destruir o replicar.

Propiedad absoluta: a diferencia de la música o el cine, si compras uno de estos bienes su propiedad es completamente tuya.

Son verificables: la blockchain hace posible verificar algo que es más complejo demostrar o certificar con temas como el coleccionismo de arte o sellos.